Skip to content

Narrow screen resolution Wide screen resolution Increase font size Decrease font size Default font size default color green color orange color
Inicio arrow Recursos arrow Clases arrow NO DESCUIDES TU SALVACION
NO DESCUIDES TU SALVACION PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Cristian Escobar   
jueves, 22 de octubre de 2009

Con el paso del tiempo, hay una gran tendencia a sentirse seguro de lo que uno tiene.

Cuando a alguien le gusta una persona, se esfuerza por ganar la simpatía, el corazón de esa persona, pero cuando ya se lo ha ganado rápidamente se relaja y deja de hacer lo que hacía antes.

Algo así les pasaba a los cristianos de Hebreos, habían recibido su salvación, pero habían empezado a olvidar que la tenían y que se pagó un precio por ella.

Se habían relajado y con el relajo se habían empezado a despreocupar.

Cuando empezamos a sentirnos seguros de lo que tenemos corremos el riesgo de perderlo.

¿Por qué?

Porque ya no valoramos tanto lo que hemos recibido.

Por ejemplo con la iglesia, a medida que va pasando el tiempo y vemos que la iglesia no esta llena de hombres perfectos como pensábamos, sino de pecadores, que a diario cometemos errores y muy a menudo herimos a alguno de los hermanos, dejamos de ver lo perfecto del plan de Dios en la iglesia.

Olvidamos que la iglesia es la familia de Dios, que Cristo entregó su vida por ella y que fuimos apartados del mundo para formar parte de este plan tan perfecto de Dios.

En algunos casos abandonamos el compromiso con los hermanos, dejamos de ser urgentes para salvar a las personas y nos apartamos poco a poco de las convicciones que teníamos al principio.

Esto pasaba con la iglesia en Hebreos, ellos se estaban descuidando y corrían gran peligro.

Hebreos 2:1-3

 1 Por eso es necesario que prestemos más atención a lo que hemos oído, no sea que perdamos el rumbo.2 Porque si el mensaje anunciado por los ángeles tuvo validez, y toda transgresión y desobediencia recibió su justo castigo,3 ¿cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande? Esta salvación fue anunciada primeramente por el Señor, y los que la oyeron nos la confirmaron.

3)¿cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande?

Este “nosotros” se refiere a la Iglesia, el autor de Hebreos le esta preguntando a la iglesia, ¿cómo no sería juzgada y encontrada culpable delante de Dios al descuidar el regalo que por medio de Jesús habían recibido?

En el Antiguo Testamento, quienes desobedecían la ley eran condenados a muerte, entonces que le esperaría a la iglesia si no se preocupaba de cuidar la salvación.

Este es un llamado a tomar bien en serio el mensaje y a no dejarlo escapar o secarse en nuestros corazones.

Descuidar nuestra salvación empieza por descuidar el mensaje

Mateo 13:5-6

5 Otra parte cayó en terreno pedregoso, sin mucha tierra. Esa semilla brotó pronto porque la tierra no era profunda;6 pero cuando salió el sol, las plantas se marchitaron y, por no tener raíz, se secaron.

Cuando nosotros descuidamos el mensaje, el mensaje se pierde.

Si nuestro corazón se vuelve como terreno pedregoso, si mi corazón ya no es tierra profunda, el mensaje se secará y no dará fruto en mi. Un corazón así no deja que el mensaje eche raíces profundas.

Las raíces le sirven a los árboles para que se alimenten y extraigan la humedad de la tierra, y también para sostenerlo. Cuando las raíces son débiles entonces el árbol de vuelve vulnerable, no puede resistir el ataque de los vientos o de la naturaleza, porque muy pronto se cae.

Para que un árbol se mantenga firme y soporte todo el peso de sus ramas, necesita crecer hacia abajo, sus raíces deben ser profundas y muy extensas, porque esto es lo que lo sostiene.

Con el paso de los años los desafíos de la vida se vuelven más pesados y si no tienes un buen sistema de raíces, quedas expuesto a que cualquier viento fuerte en tu vida te bote.

Mateo 13:20-21

20 El que recibió la semilla que cayó en terreno pedregoso es el que oye la palabra e inmediatamente la recibe con alegría;21 pero como no tiene raíz, dura poco tiempo. Cuando surgen problemas o persecución a causa de la palabra, en seguida se aparta de ella.

Esto es lo que pasa con nosotros cuando descuidamos el mensaje, nuestra vida se debilita y terminamos abandonando a Dios

Es importante no dejarque nuestra raíz se seque y con ella nos sequemos nosotros.

Estos versículos de Hebreos, hablan acerca de perder la salvación si no ponemos mas cuidado en el evangelio.

Como iglesia necesitamos crecer en nuestras convicciones y no descuidar lo que Dios nos ha dado.

¿Se puede perder la salvación?

Si,

Hebreos 6:4-6, Hebreos 10:26-31, 2 Pedro 2:20-22

Es muy importante reflexionar en cuanto hemos estado atendiendo al mensaje de Dios y en que áreas de nuestra vida nos hemos empezado a relajar, dando cabida a que el pecado se meta en nuestra vida.

¿Cuál debe ser nuestra actitud ante este llamado tan serio?

Hebreos 3:7-8

Por eso, como dice el Espíritu Santo:

«Si ustedes oyen hoy su voz, no endurezcan el corazón como sucedió en la rebelión, en aquel día de prueba en el desierto.

El llamado es a cuidarse de no endurecer el corazón.

Dios habló a su pueblo en el Antiguo Testamento, los reprendió, les llamó la atención buscando que se arrepintieran, pero a pesar de esto, ellos decidieron pecar contra Dios y él los castigo.

Cuando nuestro corazón se endurece por el pecado, es difícil poder agradar a Dios.

¿Has sentido el corazón duro alguna vez?, En esos tiempos que ha sido más fácil: ¿pecar o agradar a Dios?

El corazón duro es peligroso

Si queremos estar bien con Dios necesitamos poner mas atención al evangelio, cuidando nuestra salvación y ayudándonos unos a otros a tratar nuestros corazones para que no se endurezcan.

Hebreos 3:12-13

Cuídense, hermanos, de que ninguno de ustedes tenga un corazón pecaminoso e incrédulo que los haga apartarse del Dios vivo.13 Más bien, mientras dure ese «hoy», anímense unos a otros cada día, para que ninguno de ustedes se endurezca por el engaño del pecado.

Todos tenemos una responsabilidad de cuidar a nuestros hermanos, no es solo responsabilidad del pastor o del discipulador estar atento a como esta mi hermano en su fe, es una responsabilidad de todos.

Recordemos que somos un cuerpo y como cuerpo, todos estamos unidos, por ende, todos debemos estar involucrados en ayudarnos, con amor y con prudencia, pero todos involucrados.

Porque lo que esta en juego es demasiado valioso como para dejar que alguien lo pierda.

El desafío para nosotros es estar atentos y mantenernos siempre cuidando lo que Dios nos ha dado y cuidando de los hermanos para que se mantengan firmes y con un corazón sensible.

Amen

 
Views: 2555

Sea el primero en comentar el artículo
RSS de los comentarios

Escribir Comentario
  • Por favor, mantenga el tópico de los mensajes en relevancia con el tema del artículo.
  • Lenguaje inapropiado será borrado.
Nombre:
E-mail
Título:
Comentario:

Código:* Code
I wish being prevented by email of the comments which will follow

Powered by AkoComment Tweaked Special Edition v.1.4.6
AkoComment © Copyright 2004 by Arthur Konze - www.mamboportal.com
All right reserved

Modificado el ( jueves, 22 de octubre de 2009 )
 
< Anterior   Siguiente >

Estudios bíblicos personalizados

 

Pedidos de oración

  

Grupos de familia

Te invitamos a conocer nuestros grupos de familia para que puedas iniciar una relación más profunda con Dios y sus hijos.

 

  

Buscar enGoogle

Google

Top