Skip to content

Narrow screen resolution Wide screen resolution Increase font size Decrease font size Default font size default color green color orange color
Inicio arrow Recursos arrow Clases arrow LA PARABOLA DEL BUEN SAMARITANO
LA PARABOLA DEL BUEN SAMARITANO PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Cristian Escobar   
lunes, 30 de noviembre de 2009

Lucas 10:25-37

La parábola del buen samaritano es una de las más conocidas y populares de la Biblia. Aparece en Lucas, pero no en los demás evangelios sinópticos, es decir en Mateo y Marcos.

Esta parábola destaca el interés que Jesús tenía en atender al abandonado.

Quería ir al rescate de las personas que la mayoría de la gente despreciaba.

 

El héroe de esta escritura es el Samaritano. Y que tiene de irónico esto, que para los judíos los samaritanos eran personas despreciables, preferían dar vuelta la cara a tener que saludar o llegar a atender a un miembro de este pueblo.

 

En Juan 4:9 la Biblia nos habla un poco de la relación que tenían…

9 Pero como los judíos no usan nada en común con los samaritanos, la mujer le respondió:  —¿Cómo se te ocurre pedirme agua, si tú eres judío y yo soy samaritana?

La mayoría de los judíos odiaban a los samaritanos, asi que ver a Jesús con uno de ellos o en este caso usar a un samaritano como ejemplo para enseñar a un judío, era casi como una ofensa tremenda a su orgullo.

 

Imaginemos por un momento que una persona no nos cae bien, seguramente hay alguien en nuestra vida con quien no nos sentimos muy a gusto.

Por ejemplo alguien que es muy religioso para pensar, o muy legalista o estructurado en su vida. Quizás alguien que tiene una forma de hablar que no parece muy amorosa o alguien que siempre esta hablando y no deja que los demás hablen.

Quizás sea alguien que dañó tu corazón en algún momento, o le hizo daño a alguien que quieres mucho, en fin sea quien sea esa persona que no te cae muy bien, seguramente sería la última a quién irías por ayuda. ¿No es cierto?

 

La hostilidad entre judíos y samaritanos se remontaba a mas de ochocientos años. A veces esto sucede entre los países.

Por ejemplo Bolivia- Chile, Chile-Argentina, EE.UU.-Unión Soviética, etc.

Las diferencias entre países son muy comunes. También entre razas diferentes, entre personas de diferente color de piel, etc.

 

Sin embargo Jesús nos llama en esta parábola a imitar el corazón del buen samaritano, a dejar de lado los prejuicios que podemos tener y a entregar el corazón por las demás personas.

 

Lo primero que vemos es que esta parábola nace de dos preguntas que el maestro de la ley le hace a Jesús….

 

Lucas 10:25 …”—Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?”  y luego le pregunta quien es mi prójimo

Por supuesto no había nada de sano en estas preguntas.

 

Primero el Maestro de la ley conocía las respuestas pero solo buscaba poner a prueba a Jesús.

 

Muchas veces la gente hace preguntas pero no quieren saber las respuestas. Solo quieren darle una y otra vez al mismo punto, buscando tener la razón en lo que piensan. Las personas le hacían esto a menudo a Jesús.

Sin embargo él aprovecho la oportunidad para enseñar sobre algunos principios que podrían cambiar el corazón de las personas.

 

Jesús pone a cuatro personajes en su relato

Un sacerdote, ellos estaban encargados de la adoración y los sacrificios en el templo y un levita que eran los ayudantes de los sacerdotes en todas las áreas del templo, incluso proveían la música y el mantenimiento de la seguridad de los edificios.

Eran personas importantes para el pueblo, autoridades religiosas y morales también y se suponía que si alguien estaba en aprietos, ellos serían los primeros en ayudar.

 

Sin embargo que fue lo que ocurrió aquí, al ir de camino al pueblo, ambos vieron que uno de sus compatriotas (el tercer personaje) estaba caído, seguramente había sido asaltado por los bandidos que abundaban en esa parte del país y estaba mal herido, pero se cubrieron los ojos y siguieron su camino.

 

Por último tenemos al samaritano. Los judíos esperaban que este fuera el mas despiadado de todos, si el sacerdote y el levita no hicieron nada, que podría hacer un samaritano.

 

Sin embargo para sorpresa de todos, el samaritano fue quien reaccionó de la manera inversa a la de sus antecesores en el camino.

 

Algo que podemos aprender de esta enseñanza es que hay personas que pueden salir de la nada para hacer lo que el pueblo de Dios debiera estar haciendo.

 

Los sacerdotes y levitas no se ocuparon de su hermano, pero se apuraron para llegar a tiempo a su servicio en el templo.

 

Muchos de nosotros que somos cristianos, nos apuramos en llegar a nuestras reuniones pero no hemos sido capaces en toda la semana de llevar el mensaje de Cristo a quienes lo necesitan.

 

Jesús quiere enseñarnos que debemos parar en medio de nuestras actividades o responsabilidades y atender a las personas que necesitan la ayuda.

 

Sin duda algo que podemos apreciar de este samaritano es que su corazón era distinto al de los religiosos.

 

Personalmente muchas veces he sido como el Sacerdote y el Levita, viendo la necesidad en las personas, pero evadiendo mi responsabilidad, escudándome en que tengo otras cosas que cumplir.

 

¿Con cuál de estos personajes te comparas tu?

¿Eres como el sacerdote y el levita o como el buen samaritano?

 

Muchas veces nuestro corazón se endurece al pasar los años o al crecer nuestro conocimiento, nos volvemos legalistas y apegados a las reglas en vez de buscar tener un corazón compasivo a las necesidades de otros.

 

Este no es el corazón que Cristo quiere que tengamos, él quiere que podamos ver a los demás como él nos ve a nosotros, con compasión, con misericordia.

 

1.      Un corazón compasivo no puede ser  indiferente

 

Lucas 10:33-35

33 Pero un samaritano que iba de viaje llegó adonde estaba el hombre y, viéndolo, se compadeció de él.34 Se acercó, le curó las heridas con vino y aceite, y se las vendó. Luego lo montó sobre su propia cabalgadura, lo llevó a un alojamiento y lo cuidó.35 Al día siguiente, sacó dos monedas de plata y se las dio al dueño del alojamiento. "Cuídemelo —le dijo—, y lo que gaste usted de más, se lo pagaré cuando yo vuelva."

 

El dolor de las personas le mueve el corazón de Dios.

El samaritano vio el estado en que el pobre hombre estaba y decidió ayudarlo.

No solo se acercó y le golpeo la espalda o le puso una manta encima, no solo oro por él, o le compartió escrituras, sino que a pesar de tener muchas cosas por hacer, se detuvo, cambió sus prioridades por atender la necesidad del otro.

 

Cuando podemos detenernos en medio de nuestro camino y dejamos de ver y pensar en todo lo que tenemos que hacer, podemos enfocar nuestra mirada en lo que las personas sufren a diario.

Podemos sentir su dolor, llorar con ellos y caminar junto a ellos, podemos levantarlos en nuestros brazos y cargarlos por el camino, sabiendo que Dios les ayudará a estar mejor al cabo de un tiempo.

 

Un corazón compasivo no se enfoca en el sacrificio, sino en el resultado que Dios puede provocar en la vida de otras personas.

 

Hace casi siete años atrás, algunos hombres y mujeres se detuvieron en el camino, dejaron a un lado sus preocupaciones y me vieron tendido en el suelo, sufriendo por el dolor de mis pecados y tuvieron compasión de mi, Dios los uso y hoy soy un cristiano producto de su amor y sacrificio por mi vida.

 

¿Cuan compasivo estamos siendo hoy en día?

 

1.      Dios quiere que seamos compasivos

 

Lucas 10:36-37

 36 ¿Cuál de estos tres piensas que demostró ser el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? 37 —El que se compadeció de él —contestó el experto en la ley.

—Anda entonces y haz tú lo mismo —concluyó Jesús.

 

El desafío de Jesús para nosotros es que imitemos al samaritano.

 

Jesús nos pone a este samaritano como ejemplo, para que nunca olvidemos que nuestra misión como cristianos es buscar y salvar a quienes se encuentran perdidos.

 

Cada uno de nosotros puede empezar a imitar la compasión del samaritano, practicar el amor de Dios.

Y podemos hacerlo comenzando por una persona que no tenga a Dios en su vida.

 

No es difícil encontrar a alguien que no tenga a Dios y empezar a trabajar con él, podemos empezar hoy mismo buscando entre nuestros amigos alguno que quiera estudiar la Biblia, o podemos involucrarnos en su vida y estar junto a él o ella hasta que vea el amor de Jesús hacia el.

 

Si nos visitas por primera vez, también puedes separar un tiempo de la semana y estudiar la Biblia con quien te invitó o con alguno de los hermanos que están hoy a tu lado, también puedes participar de nuestros grupos de familia que están empezando en algunas partes de nuestra comuna.

 

Date la oportunidad de experimentar la compasión que Dios tiene por ti y deja que otros se involucren contigo, para que te conozcan y te ayuden a llevar la carga.

 

Y si ya somos discípulos, Cristo quiere que hagamos algo por quienes están perdidos, no imitemos el mal ejemplo del sacerdote o el levita, sino démonos la oportunidad de entregar a otros la compasión que por gracia hemos recibido.

 

Hay una canción de Alberto Cortes, que se llama “Miguitas de ternura

  • Habla de un niño que vaga perdido y lleva todas las razas del mundo sobre su piel.
  • También habla de una muchacha que carga con todos los pecados sobre su piel.
  • Y de un abuelo que esta en todas las plazas del mundo y lleva toda la vida sobre la piel.
  • Y la canción tiene una pregunta para cada uno de ellos.

Dice

Pregúntale ¿que busca? Y te dirá:

“Miguitas de ternura yo necesito, si le sobra un poquito démelo a mi

 

Hermanos las personas están buscando esas migajas de amor y nosotros tenemos el corazón llenó de compasión para darles, que sea hoy el día en que pongamos en práctica el ejemplo del Samaritano y hagamos lo mismo que Cristo hizo por nosotros un día.

 

Amen y para Dios sea toda la Gloria.

 

 

 

 


Views: 10840

Comentarios (1)
RSS de los comentarios
1. 04-07-2013 12:32
 
el buen samaritano
enseñanzas biblicas
IP: 181.65.10.121
Guest
 
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Escribir Comentario
  • Por favor, mantenga el tópico de los mensajes en relevancia con el tema del artículo.
  • Lenguaje inapropiado será borrado.
Nombre:
E-mail
Título:
Comentario:

Código:* Code
I wish being prevented by email of the comments which will follow

Powered by AkoComment Tweaked Special Edition v.1.4.6
AkoComment © Copyright 2004 by Arthur Konze - www.mamboportal.com
All right reserved

Modificado el ( lunes, 30 de noviembre de 2009 )
 
< Anterior   Siguiente >

Estudios bíblicos personalizados

 

Pedidos de oración

  

Grupos de familia

Te invitamos a conocer nuestros grupos de familia para que puedas iniciar una relación más profunda con Dios y sus hijos.

 

  

Buscar enGoogle

Google

Top